TESTIMONIOS

Testimonio: Alejandro Arias

Después de varias lesiones y quebraduras, no sentía ganas de hacer ejercicio ayudando a esto un trabajo sedentario y de madrugada llegue a pesar 107 Kilos.

Al principio dudaba del Crossfit, ya me decían que la gente se lesionaba mucho y uno ya con lesiones cuesta más. Pero mis primas Paola y Elsa no se cansaron nunca hasta que fui a una clase de prueba, y ahora si falto un día me hace falta.
Recuerdo cuando empece, no podía hace ni un pull up, solo hacía 3 burpees y ni se diga correr era toda una pesadilla. Conforme pasan los meses voy tomando confianza, fuerza, me siento mucho mejor conmigo mismo y las lesiones poco a poco me han ido dejando de molestar.
Gracias a un Staff profesional y responsable que saben cuando y como modificar el ejercicio a uno para evitar retroceder en el progreso.
Gracias el apoyo de la nutricionista he logrado bajar 17 kilos. Después de 1 año y 5 meses, y al ver los cambios uno se dice, hay que ir por más.
Sin duda es una comunidad, el apoyo en las clases y los amigos que uno logra hacer.

Gracias Snaga!!!

Testimonio: Regina Tamsut

Toda mi vida he tenido problemas de sobre peso, fui a muchos gimnasios e hice diferentes tipos de dieta, en junio del 2015 me di la oportunidad de probar algo nuevo, con mucho miedo de no poder hacer los ejercicios, pero con el apoyo de mis entrenadores y de muchas personas que conforman la comunidad SNAGA pude creer en mí y en que si podía.

Hice mi primera clase y a partir de ahí no pude parar, me encanta, todos los días es un reto diferente conmigo misma. Aprendí no sólo a tenerle pasión a CrossFit, aprendí también a comer bien y a tener una vida sana.

Para mí CrossFit fue una segunda oportunidad de vida.

Agradezco a todos los entrenadores y mi familia Snaga que creyeron en mí cuando yo no lo hacía, gracias a ellos me siento de lo mejor y sigo con los cambios, porque esto, apenas es el comienzo.

¡Gracias CrossFit Snaga, por darme una segunda oportunidad de vida! ¡Los quiero!

James Testimony

Testimonio: James Taylor

Comencé en Snaga en setiembre del 2014. Después de una conversación muy corta pero profunda con mi esposa cuando me dijo: “Amor, estas muy gordo”. Después de enojarme por supuesto, me fui a pesar y luego hacer exámenes de sangre. Como me temía los resultados no fueron buenos: triglicéridos y colesterol altísimos, en fin todo alto y para terminar de rematar mi peso: 95 kilos y un porcentaje de grasa del 29%.

Había hecho un intento de hacer CrossFit y no me había ido muy bien, de hecho le tenia un poco de miedo. Cuando llegue a SNAGA noté la diferencia. El profesionalismo, paciencia y la pasión de los coaches me animó muchísimo. Nunca estaba de más volver a enseñar cada ejercicio antes del WOD. Ademas empece a disfrutar mucho el ambiente de compañerismo que había.

Hoy logré bajar mi peso a 84 kilos, y mi % de grasa esta a 19. Sigo dandole duro para mejorar todos los días. Muchísimas gracias primero a mi esposa por decirme gordo, a Tomás Calvo y Karla Gonzalez por ser unos super coaches!

Testimonio: Frede Von Breymann

Aquí les compartimos un ejemplo más de lo que se logra con dedicación y ganas de cambiar, Bien Frede seguí así!

Empecé a entrenar en mayo del 2014. Muchos de mis amigos de Guatemala ya estaban muy metidos en el tema de Crossfit y me dio muchísima curiosidad. Mis primeras dos semanas fueron un infierno, sentía que no podía moverme, pero hoy puedo decir que todo valió la pena. Después de esas dos semanas empecé a notar resultados tanto en mi rendimiento como en mi cuerpo. Tengo que agradecerle a mis Coaches y Fabi Gazel por enseñarme que estar a dieta NO es morirse de hambre. Increíble pensar que hace dos años y medio pesaba 100 libras mas… Los invito a que se animen y hagan el cambio… ES UNA ADICCION.

Testimonio: Guillermo Fonseca

Ejemplo de dedicación, esfuerzo y constancia. Felicidades Memo!

“Les comparto una foto para que vean los resultados que se puden obtener en 7 meses de entrenamiento..

Gracias a mi entrenador Tomas Calvo Muñoz, a mi nutricionista Mariechen Calvo porque ellos son los responsables de lograr estos resultados y a todos en CrossFit Escazú por ser una gran familia!”

Testimonio: Ronnie Marín

Quisiera compartir con todos una breve historia de mi paso por CrossFit SNAGA.

Todo empezo en Diciembre del 2012 cuando terminé de estudiar y decidí darle un cambio radical a mi vida, habia escuchado que CrossFit era lo último en entrenamiento y sin pensarlo mucho me di a la tarea de buscar opciones. A los tres días siguientes tomé mi única ropa de ejercicio que tenia y llegue al box para acordar las dos primeras clases de inducción.

Me acuerdo que ni siquiera quise hacer una clase de prueba ya que estaba 100% decidido y sin temor alguno al nuevo reto.

En mi primera experiencia de CrossFit terminé empapado en sudor con lo poquito que hice, tambien me acuerdo que al otro día amanecí muy arratonado y fue cuando me dije a mi mismo “es increible lo inútil y abandonado que estoy” pero igual me levante al otro día y fui a la segunda clase.

Al cabo de dos meses me di cuenta que habia perdido 5 kilos pero con el tiempo vi que me estaba estancando y necesitaba comer mejor, hable con Mariechen, la nutricionista para ponerme en control con lo cual las primeras dos semanas logre bajar alrededor de tres kilos…todo un exito!!!

En resumen, pesaba 105 kilos cuando comence y logre bajar hasta 79.9 kilos en menos de 10 meses, actualmente estoy en 80.4 kilos y con 14.9% de grasa corporal ya que mi dieta desde hace un mes mas o menos es para quemar grasa y aumentar masa muscular.

PERO lo MAS IMPORTANTE que me ha sucedido en el box de CrossFit SNAGA a parte de mejorar mi salud, mi calidad de vida y subir mi autoestima es HABER CONOCIDO tanta GENTE LINDA con la cual he hecho buenas amistades, gente que aprecio un montón y que tambien te motivan día con día a darle duro en el box, se les quiere un montón a todos!!!

Quiero agradecer a los coaches Tomas y Mario por toda su ayuda, siempre muy profesionales y Mariechen Calvo mi nutricionista que siempre ha sido super profesional y super atenta para ayudarme a llegar donde estoy ahora, a todos ustedes chicos se les quiere de corazón!

He mejorado en muchas cosas, he avanzado bastante, he logrado ya objetivos pero aun falta mucho camino por recorrer para llegar a mi meta…si fuera fácil no seria CrossFit…

Que Dios les bendiga!

Testimonio: Romina Pisoni

“Empecé CrossFit en Enero del 2012, para probar una alternativa a los gimnasios convencionales que me aburrían terriblemente. Quienes me conocen saben que nunca fui muy deportista, es más del todo, no hacía nada!! Me gustó tanto que literalmente me hice adicta en tan solo 3 semanas. Unos 9 meses después quise empezar a superar mi rendimiento y sabia que sin una dieta balanceada no lo iba a lograr.

Solo 1 año después de haber empezado Crossfit y 6 meses después de haber empezado a comer bien, no puedo dejar pasar la oportunidad de agradecer a mi Coach Tomas Calvo, por todos esos burpees matadores que todos amamos, por su paciencia con todos nosotros y la pasión con que nos entrena, a Mariechen Calvo, mi nutricionista, por enseñarme que comer bien, no significa morirse de hambre y a esta nueva comunidad hermosa a la q ahora pertenezco, son grandes todos, una familia maravillosa! Ahí les dejo mi antes y mi después de Crossfit Escazú…tal vez alguien más se anima no? “

Testimonio: Jonathan Shum

Desde los 11-12 años había tenido problemas con sobrepeso, pasando por varias dietas y métodos para adelgazar; esto resultó en bajos y altos en mi peso pero nunca logré estar realmente feliz/saludable. Nunca fui el más deportista, involucrándome más que todo en deportes grupales en el colegio (basketball y fútbol) pero nunca duré más de 6 meses en un gimnasio convencional.

El problema no sólo se enfocaba en la estética sino internamente, ya que a los 17-18 años descubrí que tenía colesterol y presión alta. Mi vida universitaria y los primeros años laborales consistían en pasar horas enfrente de una computadora para luego pasar horas jugando video juegos, acompañado de una pésima alimentación.

En el 2010 me contaron sobre Insanity y P90X, los cuales me ayudaron bastante a bajar de peso pero mi problema con estos videos fue la repetitividad de los videos y ejercicios. Fue en el 2011 que encontré una crítica de P90X en donde se mencionaba CrossFit, y empecé a investigar sobre el programa.

Cuando CrossFit Escazú abrió sus puertas en el 2011, creo que fui uno de sus primeros clientes y quedé inmediatamente adicto. No sólo hasta el punto de sólo ser un cliente, sino que me llevó a certificarme e impartir clases. CrossFit cambió completamente mi estilo de vida y me dió una nueva pasión, no sólo una forma de ejercitarse.

Gracias a CrossFit puedo decir que NUNCA he estado más saludable física y mentalmente en mi vida, además de eso pertenezco a una comunidad que comparte el dolor de cada ejercicio y eso mismo nos relaciona en una forma que otra modalidad no podría.

Sea cual sea la razón por la que uno ejercite lo importante es disfrutarlo, yo puedo afirmar que después de 19 meses de haber empezar sigo viendo mejorías y he realizado cosas que nunca creí posibles.

CrossFit 4 Life!